Nadie sabe con certeza cuándo es el mejor momento para comprometerse. Sin duda es uno de esos eventos que: o se planean con cautela o surgen espontáneamente, no hay intermedios. Pero generalmente van acompañados de algunos cómplices (amigos y familiares) que nos hagan más fáciles las decisiones sobre la pedida de matrimonio; como: ¿estaremos realmente preparados? ¿Cuándo y cómo hacerla? Y por supuesto ¿qué anillo comprar?. Este quizás una de las decisiones con mayor reserva si no conocemos mucho del tema. ¿De diamante, rubí o esmeralda? ¿oro, dorado o rosado o platino?¿Qué va con la personalidad de la novia?¿lo elijo por cuenta propia o la llevo a escogerlo?.

Habitualmente creemos que los anillos de compromiso deben ser de platino u oro, y un diamante por la tradición inicia por el archiduque Maximiliano de Austria  en 1477 quien diera a Maria de Borgoña una prueba de su amor con estas características. También está ese slogan popularizado a mediados del siglo pasado de “un diamante es para siempre” pero ¿realmente hay que ser tradicionales?

A pesar de todas las preguntas, lo más importantes es que a la novia le guste, y que encaje con el presupuesto que tenemos para ello. Para lo primero: debemos prestar atención, averiguar que le gusta, pensar un poco “como ella”, si es una chica clásica, romántica o moderna y algo atrevida. Es por ello que Navas Joyeros presentaremos algunos ejemplos de ambas cosas, y le invitamos a que piense, que tipo de novia tiene o es.

Anillo Love: este precioso anillo de dos diamantes del mismo tamaño  guarda el simbolismo de los enamorados, la pareja, la unión de dos iguales en uno.
Anillo Jara: Es un hermoso y original anillo de pedida de oro de Primera Ley con incrustaciones de esmeraldas. Recibe su nombre una flor propia de del mediterráneo. Por su color verde es símbolo de la esperanza, de lo que florece.
Anillo Princesa: Todo novia es una princesa. Por eso este elegante anillo de oro de Primera Ley con diamantes.
Anillo Samsara: del sancristo sasārí, que significa ‘fluir junto’, ‘pasar a través de diferentes estados’, representa el ciclo de la vida hasta la unión con Dios. Perfecto como simbolismo de un compromiso que amor por el otro frente a  Dios. Es un hermoso anillo de rubí con dos diamantes sobre oro de Primera Ley.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: