5 claves para no equivocarte en la elección de tu anillo de compromiso

Comprar hoy en día cualquier cosa y no morir en el intento es un verdadero reto. Internet nos aturde con miles de informaciones en ocasiones contradictorias, falsas o incorrectas. Lo que hace que realmente no sepamos qué criterio seguir.

Pero si además se trata de algo tan valioso como un anillo de compromiso, y más en concreto el diamante central de este, entonces sí que necesitamos algo que nos garantice que es el adecuado, que es bueno y que no nos engañan en cuanto a su calidad.

Por ello hemos acudido a los expertos diamanteros de la empresa española Navas Joyeros. Seguramente una de las firmas con más trayectoria en la comercialización de anillos de compromiso baratos con diamantes. Porque esa es otra, el anillo de compromiso ha de tener un precio justo con respecto a lo que compramos y por supuesto si es posible barato, ya que no están las cosas como para despilfarrar el dinero.

Junto a la firma Navas Joyeros hemos elaborado 5 claves para elegir nuestro diamante y asegurar que la gema será la adecuada para un anillo de compromiso perfecto.

La primera de las claves, es que nuestro diamante sea natural, es decir, no sea sintético como ocurre con la Moissanita sintética, Los diamantes no naturales apenas tienen valor y desde luego no pueden ser considerados como una piedra adecuada para un buen anillo de compromiso. Para saber si un diamante es natural lo mejor es adquirirlo en una joyería de confianza y que venga identificado como tal en su certificado correspondiente.

La siguiente clave para una correcta elección del diamante del anillo de pedida, es coger un color mínimo de I top crystal, de ahí en adelante y hasta donde nuestro presupuesto y ganas de tener un diamante de color excepcional nos permita. En el diamante se premia la ausencia de color, sobre todo del tono amarillo que hace bajar su valor cuanto más evidente es.

El color es una de las características del diamante que determinan su valor. Combinado con las otras Cs o cualidades de la gema, exceptuados los diamantes fancy color o de color natural. Esta característica está reflejada en la certificación correspondiente con una letra y un término.

La tercera clave, sin duda, la pureza. Es decir, seleccionar un diamante con las menores inclusiones e imperfecciones internas, para que así brille en plena intensidad. Al igual que el color deberemos elegir un diamante con una pureza mínima de SI1, y así garantizar que la piedra no brillara menos por culpa de la pureza interior. La característica de la pureza figura también en el certificado que acompaña al diamante. De este grado de pureza hacía más puro nos asegurará el mejor diamante para nuestro anillo de compromiso.

La cuarta clave es el tamaño del diamante, ya que este debe tener suficiente importancia para una joya de tanta relevancia. Sobre todo, si su diseño es el de un solitario con un diamante único. La recomendación mínima de tamaño del diamante es de medio quilate, sabiendo que al tratarse de la joya más importante que vamos a regalar, posiblemente cuanto mayor sea más nos garantizaremos el sí quiero. El quilate es la unidad de medida de los diamantes y corresponde a un quinto de gramo. El peso es otra de las características que figurará en el certificado correspondiente que acompañe al anillo de pedida.

Por último, la quinta clave sería la talla, es decir, la perfección en que el diamante en bruto extraído de la tierra adquiere el aspecto de sin forma y opaco a una forma geométrica y definida y con el máximo brillo. Aquí conceptos como la simetría, la proporción, el acabado y sobre todo el facetado o realización de las caras del diamante, determinarán si nuestro diamante brillará y tendrá intensidad y belleza. En este aspecto, los técnicos de la firma Navas Joyeros ponen especial hincapié, señalando que una buena talla marca un anillo de compromiso. La calificación de la talla se refleja exhaustivamente en el certificado, y se señala con tres términos, siendo el mínimo recomendado Good -Good-Good, y que hace referencia a la simetría, las proporciones y el grado de acabado.

Como hemos podido ver en todas las claves dadas para elegir un diamante perfecto para el anillo de compromiso ideal requiere que este vaya acompañado de un certificado de garantía gemológico.

En la firma Navas Joyeros dan tanta importancia a este tema que todas sus joyas de pedida van acompañadas de su correspondiente certificado, donde se incluye esta información. Y a partir de diamantes superiores a 0,60qt la firma regala un certificado gemológico adicional realizado por uno de los 4 laboratorios internacionales independientes de mayor prestigio en el mundo diamantero. Como son GIa, Hrd, Igi, y Egl. Con estas claves y el asesoramiento de joyerías de confianza como la de Navas Joyeros, seguro que adquirir el diamante perfecto para tu anillo de pedida será coser y cantar.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: